Lema y objetivos

 

 

OBJETIVOS Y LEMA PARA EL CURSO 2018-2019

EL LEMA:

¡VIVE ALEGRE!

FRASE BÍBLICA:

“QUE MI ALEGRÍA ESTÉ CON VOSOTROS” (Jn 15,11)

 

El objetivo general del curso es “favorecer en nuestros centros educativos un clima participativo, lúdico y celebrativo que ayude a formar personas alegres, felices, contentas, positivas y que contagien ganas de vivir, personas que sean capaces de transformar el mundo en el que vivimos, siempre fundamentados en los valores del evangelio, de modo especial en la alegría del evangelio”.

Y a partir de este objetivo general, tenemos los siguientes objetivos específicos atendiendo a las cinco dimensiones que conforman a la persona y a las cuatro grandes relaciones que estamos llamados a entablar:

DIMENSIÓN MATERIAL, FÍSICA, BIOLÓGICA

 

DIMENSIÓN EMOCIONAL

 

DIMENSIÓN RACIONAL, INTELECTUAL

 

DIMENSIÓN SOCIAL, RELACIONAL

DIMENSIÓN INTERIOR, ESPIRITUAL, TRASCENDENTE

CON UNO MISMO

Experimentar cotidianamente los beneficios de ser y estar alegres.

Tomar conciencia de que la alegría es una emoción fundamental y un proceso que también depende de mí.

Reflexionar sobre las propias razones para la alegría. Experimentar la alegría como una elección personal de vida.

Experimentar de modo personal la alegría de amar y ser amados, de tener amigos y de relacionarnos con otras personas.

Aprender a vivir la alegría que se nos presenta en el evangelio.

Experimentar la alegría de conocernos, crecer y trabajarnos interiormente.

CON LOS DEMÁS

Salir de uno mismo, relacionarnos, compartir la propia alegría y disfrutar de la alegría de los otros.

Concienciarnos de que la alegría es un don y un bien que sólo es verdadero si es compartido y contagiado.

Favorecer el aprendizaje y la praxis de la alegría en nuestras relaciones con los otros.

Experimentar la alegría de la pertenencia a un grupo, de nuestras amistades y de las relaciones con otras personas. Poner el don de la alegría al servicio de los demás.

Descubrir en nuestras relaciones con los demás una fuente importante de verdadera alegría.

Celebrar la alegría como un don de Dios que nos ayuda a ser mejores personas y a vivir más felices.

CON DIOS

Agradecer a Dios el don de la alegría con nuestras actitudes y acciones.

Sentir y mostrar agradecimiento a Dios por el don de la alegría.

Entender la alegría de Jesús a través de su mensaje.

Descubrir en la Palabra de Dios la Buena Nueva como fuente de alegría para la Humanidad.

Reconocer en Jesús un referente para vivir la alegría en relación con los demás.

Dar gracias a Dios por ser motivo de alegría para nosotros.

Descubrir en la alegría la presencia del Dios de Jesús.

CON EL ENTORNO

Vivenciar la alegría en nuestro compromiso con lo que nos rodea. Mejorar la realidad desde una experiencia personal y grupal alegre.

Valorar lo que nos rodea como un motivo y un medio para vivir alegres.

Reflexionar sobre la importancia de vivir alegres y fomentar una actitud responsable y alegre en nuestra relación con lo que nos rodea.

Valorar con alegría y de forma positiva el mundo que nos rodea.

Ser conscientes de la alegría de Dios en la creación.